La imaginación

Mi hija de tres años -y cinco meses, tal como a ella le gusta precisar- me preguntó hace pocos días sobre el significado de la palabra imaginación. Le respondí que imaginar era evocar algo que no existe o que no vemos. Es un acto de creación de nuestra mente, le expliqué, para posteriormente, a manera de ejemplo, invitarle a visualizar un perro rojo.
-Cuéntame, ¿cómo es?, pregunté pensando en el pelaje o en el tamaño del animal.
Me contestó firme y con una sonrisa:
-Azul y blanco.

Por: Andrés Burbano Montalvo - Mayo 2014, París

Por: Andrés Burbano Montalvo – Mayo 2014, París